HUMANIDAD Y COSMOS es un programa que trata de traerle a usted eso que siempre se preguntó y nunca tuvo la oportunidad de escuchar… Hechos históricos ocultados, fenómenos insólitos, creencias, mitos y leyendas, arqueología proscripta, seres extraños, energías prohibidas, noticias curiosas, científicos censurados, el misterio de los objetos voladores no identificados, profecías y vaticinios, sociedades secretas, ecología, enigmas y soluciones para vivir física y espiritualmente sanos.


martes, 21 de junio de 2016

ENCLAVES DE EDIFICACIONES ENERGÉTICAS QUE NO SON CASUALES

Durante una entrevista en el programa radial de AM Libertad, Contacto con la Creación, en su emisión 513, del viernes 17 de Junio de 2016, el arquitecto Carlos Urria explicó que existen edificaciones tanto en Buenos Aires como en otras ciudades, cuya única finalidad es crear un lugar de poder para emitir ciertas vibraciones que beneficien a sus constructores y perjudiquen a sus rivales.

El arquitecto Carlos Urria explicando la
distribución geográfica de los centros
de poder en Londres.
Podría decirse que estas construcciones son nodos de poder, o sea, centros que crean un campo energético que resuena a una cierta frecuencia energética, y tienen un nivel vibracional que aumenta o disminuye de acuerdo a la particular situación geográfica, geométrica y arquitectónica del edificio.

Esta arquitectura geo-urbana podría
compararse como el juego de ajedrez en
donde cada pieza tiene su potencia y modo
de moverse. Aquí la sede del Primer Ministro
británico, en el N° 10 de Downing Street,
en el centro exacto de un triángulo
conformado por el Palacio Real, el
Parlamento y la Real Corte de Justicia.
Carlos Urria es un arquitecto rosarino que estudió en el Instituto Politécnico de Rosario, se graduó en la Universidad de Buenos Aires, y ha investigado durante años como están dispuestas las edificaciones principales en las grandes ciudades, lo que le llevó a descubrir que fuerzas ocultas intentan utilizar la geometría urbana para controlar los poderes de una República.

En pocas palabras, esta arquitectura geo-urbana podría compararse como el juego de ajedrez en donde cada pieza tiene su potencia y modo de moverse, dependiendo de su posición relativa en el tablero y su interacción con las restantes piezas, las posibles conductas que pueda adquirir y el efecto que tendrá en el curso del tiempo. Solo que este modo de analizar la realidad geo-política se apoya en puntos fijos y permanentes, en donde las conductas de sus habitantes ocasionales -los funcionarios-, están sometidas a las características morfológicas de cada sede y de su posición relativa geométrico-urbana con otras sedes las que determinarán su accionar independientemente de sus voluntades, es decir, estarán sometidos a lo que "manda" el edificio y actuarán en función de esa impronta fija y no de sus deseos o aspiraciones. Y así será en el transcurso del tiempo, todos los funcionarios independientemente de su color político serán sometidos a lo que "manda" el edificio, se den cuenta o de ello. 

Entrevistado por el periodista Alberto Seoane, el arquitecto Urria expresó lo siguiente:

"Esto no es casualidad, es una planificación
urbana deliberada, que se ha estudiado
mucho", dijo el arquitecto.
“Lo que yo he estado investigando es como las sedes de las instituciones muchas veces se encuentran interrelacionados entre sí, en un sencillo sistema geométrico, es la aplicación de esa geometría que hemos estudiado en la escuela primaria y el secundario, relacionando los edificios institucionales o también de edificios públicos e instituciones civiles. En el caso de la ciudad de Buenos Aires tenemos que la masonería colocó en forma de un gran triángulo a los tres poderes del Estado, vinculó la Casa Rosada, sede del Gobierno nacional que era el antiguo Fuerte de Buenos Aires, el Palacio de Tribunales y el Palacio Legislativo o Congreso Nacional, construyendo en el centro exacto del triángulo a la sede de la Gran Logia Masónica. Es el único punto donde se puede trazar una circunferencia con tangente en los tres lados del gran triángulo, es un hecho muy llamativo”, dijo el arquitecto.

"La Gran Logia de Inglaterra está está en
un 
mismo círculo con la Catedral de 
Westminster, cuyo centro es el Palacio 
Real de Buckingham", explicó Urria.
“Ahora bien, observando un plano de la ciudad de Londres vemos que al lado del Támesis existe un gran triángulo dónde se ubican el Palacio Real, donde vive la reina de Inglaterra, el Parlamento, donde está el Big Ben, y la Real Corte de Justicia. Esto conforma un triángulo con los tres poderes y tiene la particularidad que trazando las bisectrices de los tres ángulos, coincide exactamente donde habita el Primer Ministro, en el N° 10 de Downing Street. Del otro lado de la manzana, habita el Segundo Lord del Tesoro, el que maneja la plata. Entonces, está perfectamente controlado el accionar del ministro, esto no es casualidad, esto es una planificación urbana deliberada, que se ha estudiado mucho”, agrega Urria.

“En el ángulo donde está el Palacio Real, si se hace una trisección, una de las líneas va directamente al Banco de Inglaterra, y la otra línea va a la Torre de Londres, esto es una planificación de mucha precisión y no es que encontraron un baldío y edificaron. Tiene una precisión de trazado muy llamativa. Si yo marco a la Gran Logia de Inglaterra, veo que está en un mismo círculo con la Catedral de Westminster. En ese ángulo que conforman con centro en el Palacio Real con una línea a la sede masónica y otra a la catedral, la bisectriz exacta va al Parlamento británico. Acá hay una geometría perfecta. Los ingleses van a aplicar esto en Buenos Aires, pero en contra de los argentinos”.

En 1831 se fundó la catedral anglicana de
Buenos Aires, fue el inicio de la toma
espiritual de Buenos Aires.
“Después de la Segunda Invasión Inglesa de 1807, mucha de la tropa prisionera del general Whitelocke queda en Buenos Aires residiendo, y viendo que ya habían sido derrotados consecutivamente en 1806 y 1807 pergeñaron que, ya que no podían tomar por la fuerza la plaza militar y la económica, se dijeron que iban a tomar la plaza espiritual de la capital del Virreinato, que era Buenos Aires. Nos independizamos de España en 1816 y llega 1825 cuando Bernardino Rivadavia sanciona la libertad de cultos. En 1831 se funda la catedral anglicana en la ciudad de Buenos Aires que queda alineada con la Iglesia de la Merced, la Catedral Metropolitana y la Casa de Estudios Jesuitas, para tomar los centros espirituales en ese momento de la ciudad de Buenos Aires”, explica el arquitecto.

El arquitecto Urria señala la ubicación donde
estaba el Fuerte de Buenos Aires, hoy es
la Casa Rosada.
“Pero el plan continúa, desde la Iglesia de Balvanera donde hoy se le rinde culto a San Expedito, trazan una línea hasta el punto donde está la Iglesia Anglicana. Luego trazan otra línea desde el punto donde estaba el Fuerte, hoy la Casa Rosada, y en la intersección, ya establecieron el punto donde estará su futura sede masónica en la calle Perón ex Cangallo. En ese punto trazan una circunferencia que ata la catedral anglicana, el Fuerte y la Casa de Estudios Jesuitas. Dentro del círculo queda la Iglesia de San Nicolás de Bari, donde en 1812 se izó por primera vez en Buenos Aires la bandera creada por Belgrano. La bandera blanca y celeste, de dos paños. No la que viene después de tres paños que es el blasón de los Borbones, el cambio se hace en 1820, cuando el diputado Chorroarín logra que se coloque el sol incaico”, reveló.

La sede masónica
Una vez que la masonería ya tenía determinado donde irá a estar su sede en Buenos Aires, “edifican su templo en el año 1858 en la calle Cangallo al 1200, y lo terminan inaugurando en 1862. Pero aún no se había construido las sedes del Congreso Nacional y del Palacio de Justicia. Entonces los masones edifican un rectángulo imaginario apoyándose en la iglesia de Balvanera, en la catedral metropolitana con una línea recta y mediante un trazado muy antiguo, de Euclides, ya que son dos cuadrados exactos, determinan la media de extrema razón del segmento que une la Catedral metropolitana con la iglesia de Balvanera. Ese punto pasa exacto donde ya está el templo masónico, pero en el cruce donde se unen las dos circunferencias con la diagonal, allí está el Parque de Artillería, que será en el futuro el Palacio de Tribunales. Es llamativo que trazando una línea paralela desde donde estará ubicado el Palacio de Justicia siguiendo por la catedral Metropolitana y el Edificio de Estudios Jesuitas, y la catedral Anglicana da justo donde estará la sede del Congreso de la Nación, que en ese lugar estaba el antiguo mercado de los hermanos Spinetto, donde se transa, se arregla, se habla ¿y qué se hace hoy en el Congreso? Se transa, se arregla, se habla…”, (risas).

Cada ángulo del triángulo corresponde a una
de las sedes de los tres Poderes de la
Argentina y en el centro de la circunferencia
está la sede de la Gran Logia masónica que
se inauguró en 1862.
“De la trisección del ángulo donde está el Poder Legislativo sale una línea que da directamente a donde hoy está el Banco Central que antes era el Banco Hipotecario y antes la Caja de Conversión. Está determinado por los ingleses el lugar donde va a estar la plata, el billete. En el año 1936 se establece el Obelisco de Buenos Aires donde antes estaba la iglesia San Nicolás de Bari. El Obelisco tiene 206 escalones, que justo es la cantidad de huesos que tiene un ser humano, o sea, nos plantaron un muerto”, dijo Urria.

“Respecto al Palacio de Justicia, conserva el telurismo que era del Parque de la Artillería. En 1890 se produce una revolución en contra de Miguel Juárez Celman. El lugar es rodeado por tropas entre los que estaban Hipólito Yrigoyen, muy joven y Leandro N. Alem y traían dos cañones Krupp, rodean el Parque de Artillería y la tropa acantonada, a bayoneta calada sale y derrota a todos los civiles y militares que los rodeaban. ¿Qué hace hoy la Justicia? Sale y contesta de mal modo a derrotar al enemigo. Este edificio tiene una estatuaria que yo mostré en este programa en diciembre del 2014, hachas, espadas, haces de varillas o fasces atadas que simbolizan que no se pueden romper y que eran llevadas por los legionarios romanos”, explicó el arquitecto.

El arquitecto señalando la sede del Poder
Ejecutivo: "La Casa Rosada es un edificio que
no es simétrico, es la única casa de gobierno
del mundo que no tiene una arquitectura
simétrica", destacó Urria.
“Otro problema serio a nivel energético es la Casa Rosada, que son tres casas en una, edificadas donde antes existió el Fuerte, luego fue el Correo, luego la Aduana. Es un edificio que no es simétrico, es la única casa de gobierno del mundo que no tiene una arquitectura simétrica. La entrada principal es sobre Leandro Alem y la entrada a la Plaza de Mayo es una entrada secundaria, esto es a propósito”, aseguró Urria.

Consultado sobre el tiempo que le ha llevado esta investigación Urria respondió que comenzó hace muchos años estudiando el trazado de las catedrales góticas, en el año 1984 ya tenía la síntesis de la manipulación arquitectónica en Buenos Aires. “Con la ayuda de un escritor francés con el que me carteaba, en los años 70´, él me fue orientando y años después pude decodificar con mucha precisión el trazado de la cuadratura del círculo. Una circunferencia equivalente a un cuadrado y a su vez se puede hacer en viceversa.

Otras construcciones de Buenos Aires
“En el año 1894, la comunidad judía edifica el edificio de AMIA, y en 1897 la sinagoga de la calle Libertad, son los dos primeros centros, uno de tipo mutual y el otro de orden religioso, y resulta que, entre la sede mutual y la sinagoga se establece un lado de un triángulo y entre AMIA y el Poder Legislativo otro, la bisectriz exacta va derecho al Poder Ejecutivo. La sub-bisectriz va directamente al centro de la circunferencia que une las tres sedes del Poder del Estado. Esta alineación es para someter al poder inglés que a su vez somete al poder nacional”, denunció Urria.

"Entre el edificio de la AMIA y el de la
sinagoga Libertad se establece un lado de
un triángulo", apunta el invitado.
“No es casual esto, hay demasiada geometría aplicada, no es que encontraron en Once la calle Pasteur y construyeron un edificio, y la sinagoga se hizo porque era un lindo espacio. Aquí hay un estudio muy serio y con una intencionalidad, esto no es casualidad. Acá hay una lucha oculta entre los maestros anglo masones y los Sabios de Sión para apoderarse de la Argentina. Es un problema interno de ellos, nosotros acá somos los convidados de piedra, los ciudadanos de la república somos el pato de la boda. La interrelación geométrica de los puntos geourbanos que yo he podido verificar no es casualidad”, aseguró el arquitecto.

“Los ingleses, al verse perjudicados por estas dos construcciones, graciosamente nos donan en 1910, para el Centenario de la Patria, la Torre de los Ingleses. Se inaugura en 1916, y tiene en su estructura cuatro relojes que son la réplica exacta del Big Ben. ¿Para qué ponen esto aquí los ingleses, en un sitio que en 1910 era un páramo? Lo hicieron para neutralizar a la sinagoga Libertad y a la AMIA. Esto es geometría exacta”, enfatizó.

Prosiguió Urria, “la contramedida sionista fue ubicar la gran sinagoga de la calle Paso que se inaugura en 1931, el trazado es exacto. Es geometría pura, trazaron una bisectriz entre la sinagoga y el Poder Ejecutivo y se llevan puesto el templo masónico de la calle Perón 1242. Esto no es casual”, enfatizó el arquitecto.

"En esta circunferencia la masonería coloca
al Banco Central, al Banco Nación, y al
Ministerio de Economía", afirmó Urria.
“Volviendo al trazado de los ingleses, tenemos una circunferencia donde están ubicadas las dos trisecciones del ángulo con vértice en el Congreso de la Nación, en donde una va al Banco Central y otra al Obelisco. Vemos que en esta circunferencia la masonería inglesa coloca al Banco Central, al Banco Nación y al Ministerio de Economía. Puedo afirmar que con este esquema, la República Argentina no sale de ninguna manera. Mientras esto permanezca, nosotros no salimos, puede venir cualquier ministro de Economía, cualquier presidente del Banco Central, cualquier partido político, pero no se va a lograr nada si no se muda el Banco Central a otra sede, demoler el Ministerio de Hacienda, donde funcionan cinco ministerios, ya que, por el diseño del edificio se van los dineros de la Argentina”, afirmó.

"Por el diseño del edificio del Ministerio de
Hacienda, se van los dineros de la
Argentina", comentó.
“Por más que Prat Gay ministro de Hacienda y Finanzas quiera revertir esto, el mismo edificio y la misma ubicación lo condiciona. Hace que no pueda hacer nada. Y yo no soy economista, el grave problema de la Argentina pasa por otro lado, por la disposición de los edificios”, aseguró. Si lo llamaran a Adam Smith, el famoso economista escocés, también fracasaría.

El arquitecto Urria mostró fotos aéreas del Palacio de Hacienda que tiene agujeros diseñados ex profeso, “es un agujero negro por donde se van los capitales del país, no hay modo de salir de esto, en este edificio, porque está sujeto al esquema inglés. Estudié los edificios de los ministerios de Hacienda en Londres y los de París y están bastante bien armonizados. Mientras no se mueva el ministerio de Economía a otro edificio, nada va a cambiar”.

"El grave problema de la Argentina pasa por
la disposición de los edificios", explicó
el arquitecto.
Respecto al edificio del Banco Nación fue concebido por Bustillo para funcionar como teatro, allí estuvo el primitivo teatro Colón. “Tiene otra raíz telúrica. Es una maravilla, es un precioso edificio que se debe conservar. El Banco Nación tiene una cúpula que lo cubre, en cambio el ministerio de Hacienda tiene un hueco supuestamente para que entre el aire y la luz pero por ahí se va el dinero de los argentinos. Un amigo de Buenos Aires, Claudio Ardohain, experto en geobiología, me dijo que con una cúpula se podría neutralizar bastante el Ministerio de Hacienda”.

Sobre la ubicación de la embajada china "el
verdadero motivo es que el lugar tiene un
muy buen Feng Shui y la línea recta pasa
sobre la Embajada Británica. Estas no son
cosas casuales", manifestó Urria.
El arquitecto Urria analizó también las sedes de las embajadas y de los partidos políticos en la Capital Federal, “vemos que los chinos para su sede se fueron a una zona donde no hay embajadas, en la calle Crisólogo Larralde, ellos dicen que lo eligieron porque hay muy poco tránsito y casas bajas, pero el verdadero motivo es que el lugar tiene un muy buen Feng Shui y la línea recta pasa sobre la Embajada Británica. Estas cosas no son casuales. El trazado chino pretende someter al poderío inglés en la Argentina”.

"El trazado chino pretende someter el
poderío inglés en la Argentina", reveló
el arquitecto.
Sobre la sede del gobierno de la ciudad dijo lo siguiente: “La sede de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires comenzó a ser edificada en 2013 pero en el año 2010 se proyectaba colocar allí la nueva sede del Banco de la Ciudad de Buenos Aires, pero en definitiva el arquitecto Sir Norman Foster, inglés, termina diseñando la sede de la Ciudad Autónoma. Este arquitecto coloca la sede de gobierno en un lugar que forma un ángulo recto con un cateto directo a la Casa Rosada y el otro cateto a la Embajada China y el ángulo es de 90 grados exactos. Acá no hay chiste, esto no es casual. También se percibe un ángulo de 52° que va directo a la Embajada británica. Foster también une la Torre de los Ingleses con la sede de la Ciudad Autónoma pasando por el nefasto Obelisco de Buenos Aires, que tiene en su interior una escalera de 206 escalones, la misma cantidad de huesos del esqueleto humano. Los ingleses nos clavaron un muerto en el año 1936”.

“Entonces, podemos observar que la planificación de Mauricio Macri para ser presidente empieza a ser manejada de otro modo, vemos que el PRO en el año 2013 instala su sede en la calle Balcarce 412, casi esquina a la avenida Belgrano. Si se traza una línea hasta la sede nacional del Partido Justicialista en calle Matheu 130, la misma línea también pasa por la sede de la Unión Cívica Nacional, en calle Alsina casi la Avenida Entre Ríos y no debe confundirse con la sede de la UCR en la calle Tucumán que es la sede de la Capital, los tres partidos mayoritarios alineados. Esto es muy llamativo y nada casual, porque a partir del año 2013 estos dos partidos (UCR y PJ) están liquidados. Esto es geometría pura, la bisectriz PRO-UCR-PJ resulta de los lados PRO ó Sinagoga Libertad y PRO ó Nueva Sede de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Aires, y una sub-bisectriz va directa desde la sede del PRO a la AMIA, como si existiera un pacto del PRO con el rabinato”, denunció el arquitecto y agregó: “Una vez que el PRO gana las elecciones y se instala en la Casa Rosada el 10 de diciembre de 2015, mirando el mapa de la ciudad de Buenos Aires y las relaciones geométricas uno llega a la conclusión de que todo encaja. No se puede negar”.

Llama la atención que los tres poderes del
Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), el
Banco Central, el Banco Nación, el Ministerio
de Hacienda y la sede del PRO estén
alineados en la misma circunferencia.
En otro gráfico el arquitecto mostró una gran circunferencia que une las tres sedes de los poderes del Estado, y en la que se encuentran el Banco Central, el Banco Nación y el Ministerio de Hacienda y ¡oh casualidad! la sede del PRO en calle Balcarce 412 casi la Avenida Belgrano desde el año 2013 y alineada de tal modo que con lo que se puede inferir que esto no es casual. “Todo dispuesto de este modo, va a colapsar”, vaticinó Urria.

La solución que debería tomarse es “instalar la Casa Rosada en otro lugar de la Capital Federal, un lugar estratégicamente elegido y todo este esquema se desmorona. Y además hay que demoler el Obelisco, idea que tuvo el intendente Goyeneche con la aprobación de la legislatura pero no lo dejó el presidente Roberto Ortiz, que era masón. Una vez eliminado esto y la sede de la masonería, toda esta planificación deja de tener sentido”, aseveró Urria.

El verdadero escudo nacional
de la República Argentina tiene
laureles y olivos. Hoy se lo
apropió la provincia de
Buenos Aires.
Agregó que también tendríamos que volver a utilizar el escudo original de la República, que tiene laureles y olivos que significa “en gloria y en paz” y que ya aparece en la Asamblea del año XIII. “Fue cambiado por laureles y laureles, que significa en gloria y en gloria o yo y yo. Es el egoísmo que tenemos que desterrar de la República, si no nos damos la mano y nos hacemos una gran gauchada entre todos, el país no saldrá adelante. El escudo nacional verdadero con laureles y olivos se lo apropió la provincia de Buenos Aires. Se lo robó a la nación”.

“El único que podría atreverse a hacer estos cambios sería el Hombre de Gris que cita Benjamín Solari Parravicini o el Hombre del Norte que cita Don Orione”, comentó Urria.

Con un fuerte aplauso de agradecimiento de varios oyentes presentes que escuchaban atentamente la entrevista y observaban los gráficos con las alineaciones, fue despedido el arquitecto Carlos Urria y finalizó una emisión más del programa Contacto con la Creación.

Texto: Lic. Alberto Seoane
Fotos: Arq. Alejandro Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada