HUMANIDAD Y COSMOS es un programa que trata de traerle a usted eso que siempre se preguntó y nunca tuvo la oportunidad de escuchar… Hechos históricos ocultados, fenómenos insólitos, creencias, mitos y leyendas, arqueología proscripta, seres extraños, energías prohibidas, noticias curiosas, científicos censurados, el misterio de los objetos voladores no identificados, profecías y vaticinios, sociedades secretas, ecología, enigmas y soluciones para vivir física y espiritualmente sanos.


martes, 4 de junio de 2013

LA GRAN DERROTA DE DUNKERQUE

Desde el 27 de mayo al 4 de junio de 1940 los ingleses estuvieron acorralados en la playa francesa de Dunkerque. Los alemanes hundieron en una semana 6 destructores ingleses y 3 franceses, otros 19 destructores quedaron dañados, y fueron hundidos 89 buques mercantes artillados. Se logró capturar 1.250.000 prisioneros entre holandeses, belgas, franceses y británicos.

Ubicación del puerto de Dunkerque.
El pueblo francés no veía la evacuación de Dunkerque (a escasos 10 kilómetros de la frontera belga), desde el mismo punto de vista que los ingleses. Aprovechándose del sentimiento de abandono que sentían los franceses respecto a sus aliados, los ingleses, los alemanes empezaron una campaña de desmoralización cuyo eslogan era: "Los británicos lucharán hasta el último francés".

Alemania en un mes, venció con 141
divisiones a 145 divisiones aliadas.
El avance alemán era imparable. Las líneas defensivas de los ejércitos franceses y británico son rebasadas por los alemanes día a día. La guerra relámpago o blitzkrieg basada en la aviación y los tanques pone en jaque a unos ejércitos preparados para una lucha como la de la Primera Guerra Mundial.

El imparable avance alemán.
Alemania al 10 de mayo avanzó sobre Bélgica, Holanda, Luxemburgo y Francia con 141 divisiones, 14.000 cañones, 2550 tanques y 4020 aviones. Se le opusieron 104 divisiones francesas, 10.700 cañones, 3.700 tanques y 1.400 aviones. También había 10 divisiones inglesas operando, con 1.300 cañones, 310 tanques y 460 aviones. Bélgica tenía 22 divisiones, 1.400 cañones, 100 tanques y 250 aviones. Holanda tenía 9 divisiones, 700 cañones y 175 aviones. El total aliado sumaba 145 divisiones, 14.000 cañones, 4.000 tanques y 3.225 aviones. Todo quedó bajo el poder alemán en menos de un mes.

En mayo de 1940, las líneas defensivas de los
aliados fueron rebasadas por los alemanes, en
lo que se llamó "Guerra relámpago" o Blitzkrieg.
La batalla por Francia estaba perdida y Gran Bretaña decide hacer huir a sus casi 400.000 hombres que luchan contra los alemanes en suelo francés. La mayoría de los ingleses son acorralados en torno al puerto de Dunkerque.

Pero no existen barcos ni medios suficientes para realizar una evacuación masiva en tan poco tiempo. Para ello cualquier barco que estuviera en condiciones de flotar entre Londres y el sur de Inglaterra es requisado para ayudar a huir de Francia a las tropas británicas. Desde el 27 de mayo hasta el 4 de junio de 1940 se desarrolla la evacuación en el puerto francés de Dunkerque.

Las tropas aliadas estaban acorraladas en
Dunkerque, Lille, Boulogne y Calais.
La evacuación fue posible porque Adolf Hitler, le había ordenado el 24 de mayo al general alemán Gerd von Rundstedt, al mando de los blindados del Grupo de Ejércitos A, de la Wehrmacht, de detener los panzer a las puertas de Dunkerque.

Se especula que el Führer no quiso humillar excesivamente a los británicos, con vistas a obtener un futuro tratado de paz con esta nación, con la que no deseaba la guerra. Esta explicación fue ofrecida por el propio von Rundstedt en 1945. De hecho, luego de la evacuación, y tras la capitulación de Francia, Hitler le envió dos propuestas de paz a Churchill, sin pedir nada a cambio y fueron rechazadas.

La "Operación Dynamo"
El 26 de mayo a las 23:30 horas comienza oficialmente la Operación Dínamo con la llegada al puerto de Dover del primer contingente de tropas procedentes del continente. Bajo un intenso fuego de artillería de las baterías alemanas y bombardeos de aparatos de la Luftwaffe, entre los que se encontraban los bombarderos en picado Stuka, miles de soldados ingleses, franceses y belgas hacen fila en la playa, mientras 7 divisiones francesas ofrecen resistencia en los 80 km del frente.

Improvisado puente de botes para evacuar
a los soldados de Dunkerque mientras
caen las bombas.
La Marina inglesa había preparado una flota con 40 destructores y más de 130 barcos mercantes y de pasajeros, que debían embarcar las tropas en condiciones muy precarias, pues el puerto de Dunkerque había sido devastado por la Luftwaffe, y sólo estaba practicable la zona exterior durante la marea alta. Para transportar a los soldados desde la playa hasta los barcos de la Marina Real, que permanecían en alta mar defendiéndose de los bombardeos de la aviación alemana con sus propias baterías antiaéreas, se utilizaron todos los medios disponibles en la playa.

Plano de la bahía y del puerto de Dunkerque
durante la huída británica. Figuran los
nombres de 14 de los barcos que estaban
evacuando a los soldados.
El día 27 fueron evacuados 7.669 combatientes; el 28, 17.823; el 29, 47.310; y el 30, 53.823 hombres. Para el 30 de mayo se habían embarcado en total 120.000 hombres entre ellos 6.000 franceses.

El 29 de mayo es hundido el vapor de paletas Waverley de 537 toneladas, requisado al comienzo de las hostilidades para ser utilizado como barreminas. Durante la evacuación de Dunkerque fue bombardeado por un avión alemán y se hundió rápidamente. Llevaba alrededor de 600 hombres de tropa recientemente rescatadas de las playas, se fue al fondo con aproximadamente 350 hombres.
Ilustración del puerto de Dunkerque
bajo ataque aéreo alemán.

También el 29 de mayo es hundido por un submarino el destructor británico HMS Wakeful del que rescataron a 25 sobrevivientes pero, para más de 600 hombres murieron.

El ataque de los Stuka sin piedad fue los más dramático, los soldados anglo-franceses no tenían en dónde esconderse en la playa, aunque el efecto de las bombas se minaba un poco al caer en las arenas eso no impedía aumentar el número de víctimas.

Con el agua hasta el pecho los 
soldados seguían reembarcando 
en Dunkerque.
En las aguas cerradas del estrecho, 7 contra torpederos y torpederos franceses, así como 6 destructores británicos fueron hundidos sucumbiendo bajo las bombas de los ya temibles Stuka y los torpedos de los Schnellboote, así como una cuarta parte de las embarcaciones más pequeñas que participaron en la operación. 

En el aire los cazas de la RAF dificultaron la actuación de la Luftwaffe y ayudaron de sobremanera a la evacuación de las fuerzas terrestres. Los pilotos británicos abatieron la mayor parte de los 156 aviones que perdió el Mariscal Hermann Göring en esta fase de la Campaña Bélica desarrollada durante los meses de mayo-Junio de 1940. Durante la “Operación Dynamo” la RAF perdió 177 aviones.

Los soldados tratan desesperadamente de
subirse a alguna embarcación. Dunkerque fue
la peor derrota británica de la Segunda
Guerra Mundial.
A pesar de la creencia popular de que se utilizaron para el rescate todo tipo de barcos pesqueros y de recreo disponibles en las costas inglesas, la operación Dinamo fue llevada en secreto por la Royal Navy tal como la proyectó John Gort, el comandante de la Fuerza Expedicionaria Británica, con la única ayuda de más de un centenar de buques mercantes. Solamente en los últimos días, se autorizó a las embarcaciones particulares a acudir voluntariamente a rescatar a los ingleses que quedaron abandonados en las playas.
Estas pequeñas embarcaciones del
río Támesis rescataron de las playas
de Dunkerque a muchos soldados
en los últimos días de la evacuación.
La crítica situación de Dunkerque sólo se dio a conocer al gran público al final, en la tarde del 31 de mayo, y aunque los dos días siguientes salió al canal una flotilla de pequeños barcos, el número de supervivientes rescatados por éstos fue muy bajo. La mayor cantidad de soldados eran rescatados por buques de mayor tamaño.

Durante el 31 de Mayo se evacuó al mayor contingente de hombres hasta entonces trasladado, con un total que se aproximaba a los 68.000. Lord Gort aprovechó y ese día se reembarcó, dejando el mando de las tropas de retaguardia al General Harold Alexander.

El 1 de Junio, fueron evacuados 64.429 hombres, pero debido al insistente ametrallamiento que sufrían los centros de embarque, las operaciones debieron ser suspendidas.

Los ingleses estaban acorralados en las 
playas de Dunkerque y tuvieron
que rendirse el 4 de junio de 1940.
El primer día de junio, marcó el final de la Operación Dínamo. La operación, que en un principio estaba ideada para evacuar 50.000 hombres en 5 días, había superado las expectativas. El 1 de junio es hundido el Skipjack, barreminas de la Royal Navy (CC F.B. Proudfoot) asistiendo a la evacuación de Dunquerque, fue objeto de un bombardeo intensivo por los bombarderos que operaban desde La Panna. A bordo del Skipjack había entre 250 y 300 soldados rescatados de la playa (el número exacto no se conoce). El buque recibió un impacto directo y se hundió inmediatamente. Murieron la mayoría de las tropas y la tripulación.

Al 1º de junio de 1940, cientos de miles de
soldados forman fila en fila las playas de
Dunkerque para que alguien los rescate.
El 2 de junio a las 3:30 partía el último barco en dirección al Reino Unido. Este día se rescataron 26.256 soldados. El resto de las tropas británicas que quedaron en Dunkerke, que eran miles de hombres, no sabían que su rescate no vendría nunca y siguieron resistiendo.

Debido a la proximidad de las líneas alemanas, al descalabro de la defensa aliada y al hecho de que el grueso de los soldados británicos han sido ya evacuados, el Almirante Ramsay decidió dar por concluidas las operaciones y retirar su escuadra a Gran Bretaña.  De ese modo, cuando el último barco, el destructor HMS Shikari, abandonó Dunkerque a las 3:40 de la madrugada, quedaban todavía 40.000 soldados aliados en Dunkerque.
El 3 de junio, desde embarcaciones particulares se rescataron 1870 soldados de las playas.

Dunkerque capituló el 4 de junio y los
soldados alemanes tomaron posesión de
todo el material bélico que abandonaron
los ingleses en su desesperada fuga.
El 4 de junio se produce la Capitulación de Dunkerque, viendo que nadie iba a venir a rescatarlos, los soldados ingleses decidieron rendirse a los alemanes, mientras que las tropas francesas optaron por abrirse paso hacia el Sur, pero finalmente tuvieron que rendirse. Aún así, hubo 622 soldados que fueron rescatados este día de las playas por lanchas y pequeñas embarcaciones de voluntarios.

A las 9:40 de la mañana, el 18º Ejército alemán toma Dunkerque y las playas circundantes, donde apresa a 40.000 soldados del 1º Ejército francés al mando del general Beaufrére, que aguardaban todavía con esperanza su embarque sentados a la orilla del mar u ocultos en el laberinto de equipamiento abandonado por los aliados que han conseguido escapar. Winston Churchill ha calificado la campaña de Dunkerque de “bendito milagro”. Lo llamaron “el milagro de Dunkerque”, pero esto fue llamado eufemísticamente para ocultar el desastre de la expedición inglesa.
Lo llamaron "el milagro de Dunkerque", pero fue
para ocultar que se trató en realidad de un
verdadero desastre británico.

Respecto a las cifras de los evacuados difieren según los historiadores, para unos, se salvaron 226.251 soldados británicos y 139.111 franceses y de otras nacionalidades. Para otros, en total fueron evacuados 338.872 combatientes, 215.787 de ellos eran británicos y otros 123.095 belgas y franceses. Otros autores citan que se logró evacuar de Dunkerque a 224.000 británicos, 112.000 franceses, junto a 2.000 belgas y holandeses (en total 338.000), a bordo de una flotilla de 248 barcos.
Vehículos abandonados por los aliados en las
playas de Dunkerque. Detrás un barco encallado.

Los hombres se salvaron pero los ingleses y franceses hubieron de dejar atrás una gran cantidad de material de guerra. En las playas de Dunkerque los alemanes se quedaron con el ingente material de guerra abandonado por los aliados; casi todos los soldados británicos y franceses han escapado con su uniforme y su casco, dejando atrás por ejemplo, todo el armamento pesado, que se abandonó en las playas. Los aliados dejaron 700 tanques, incluyendo 100 tanques ingleses Mathilda Mk I, 177 aviones, 2.742 cañones, 1.250 piezas antiaéreas y antitanques, 11.000 ametralladoras, 20.548 motocicletas, 60.000 camiones, 3.879 vehículos auxiliares, 76.000 toneladas de munición y 600.000 toneladas de gasolina.

Principales buques y aviones perdidos
Un stuka atacando un buque inglés en
la bahía de Dunkerque.
Las pérdidas materiales, destruidas o abandonadas a los alemanes, habían sido cuantiosas. La RAF perdió en Dunkerque 177 aviones y 80 pilotos, en cambio, la Luftwaffe, que realizó 1.880 misiones de bombardeo y 2.000 de caza, perdió 156 aviones pero ha hundido 6 destructores británicos y 3 franceses de los 40 que han participado en la evacuación, además de hundir 89 buques mercantes por valor de 126.000 toneladas y 170 embarcaciones menores británicas.

Barcos ingleses ardiendo en Dunkerque.
Las pérdidas más importantes de la Royal Navy en Dunkerque fueron seis destructores:

HMS Grafton, hundido por el U-62 el 29 de mayo.

HMS Grenade, hundido el 29 mayo de 1940 por ataque aéreo en el muelle de Dunkerque.
El destructor HMS Wakeful, hundido en
15 segundos por el impacto de un torpedo.

HMS Wakeful, hundido por un torpedo de un S-Boot de la Clase S-30, el 29 de mayo, 13 millas al norte de Nieuport. El Wakeful embarcó unos 700 hombres de las playas de Dunkerque, en una operación que tomó ocho horas. Rumbeando norte y a Inglaterra a una velocidad de 20 nudos fue impactado por un torpedo. Eran las 12.40 PM cuando el torpedo impactó en el centro del buque sobre la banda de estribor. El Wakeful se levantó del agua y se partió en dos. Quince segundos más tarde, el buque se hundió debajo de las aguas. Los buques que se encontraban próximos rescataron a 25 sobrevivientes pero, para más de 600 hombres debajo de las cubiertas murieron rápidamente.

Los destructores HMS Basilisk, Havant y Keith, fueron hundidos frente a la costa de Dunkerque en un ataque aéreo el 1º de junio. Alemania dejó averiados también a otros 19 destructores británicos.

La Armada francesa, por su parte, perdió tres destructores:

El destructor francés La Bourrasque se hunde
con 1200 soldados a bordo.
La Bourrasque, hundido por una mina en Nieuport el 30 de mayo con 1200 hombres a bordo.

Sirocco, hundido por los S-Boote S-23 y S-26 el 31 de mayo.

Le Foudroyant, hundido en un ataque aéreo el 1 de junio.

Los alemanes averiaron también 5 destructores franceses y les hundieron otros 60 barcos menores de todo tipo. 

En total, los alemanes en la batalla de Dunkerque perdieron 10.225 hombres, hubo también 8.643 alemanes desaparecidos frente a 30.000 muertos del Reino Unido. Alrededor de mil civiles de Dunkerque perecieron. Además, con la rendición  de Francia, los alemanes tomaron 1.250.000 soldados prisioneros entre holandeses, belgas, franceses y británicos.

Soldados aliados muertos en Dunkerque
el 31 de mayo.
La mayoría de los soldados británicos han retornado ilesos a su patria, pero desarmados. Las pérdidas de material de guerra pesado han sido enormes: de los 600 carros de combate enviados a Francia, solo 6 regresaron a Gran Bretaña, y de sus 1.000 cañones, solo 12 volvieron. Como el ejército británico se vería en dificultades para defender sus 800 km de costa ante una invasión alemana, el gobierno debió aprobar de urgencia un presupuesto para rearmar a su infantería.

Analizando los libros de Historia, se da la circunstancia de que los ingleses son expertos en vender como éxitos lo que realmente son fracasos. A pesar del supuesto "éxito" parcial en la retirada de los aliados en Dunkerque, que no fue tal sino una vergonzosa y terrible derrota, Hitler había triunfado, las bajas aliadas en Dunkerque fueron cuantiosas. 

Dunkerque fue una vergonzosa
y terrible derrota británica.
Con el fin del cerco de Dunkerque termina la Fall Gelb u Operación Amarillo, la invasión de la Wehrmacht de Holanda, Bélgica, Luxemburgo y el norte de Francia. Ese 24 de mayo de 1940, Hitler frustró la posibilidad de que su Wehrmacht llevase a cabo el completo aniquilamiento de las fuerzas anglo-francesas. "Los alemanes perdonaron a los aliados ese día", coinciden muchos historiadores.

Eran cerca de 10 divisiones alemanas las que se frenaron de manera repentina a menos de dieciséis kilómetros del puerto. Adolf Hitler aún confiaba en que los ingleses hicieran las paces y se unieran para luchar contra los soviéticos. Hitler ya tenía en mente el inevitable choque con la Unión Soviética para impedir la expansión del marxismo. Lo cierto es que, de no haberse detenido el avance alemán, la evacuación de Dunkerque hubiera sido imposible.

Prisioneros ingleses en Dunkerque.
Tras la capitulación de Francia el 26 de junio de 1940 las tropas francesas habían perdido 92.000 soldados, más unos 200.000 heridos, sus aliados británicos dejaron del otro lado del canal 68.111 soldados muertos, 14.074 heridos y 41.338 prisioneros. Aparte, más de 1.500 tripulantes fallecidos sobre Francia de la RAF junto a 959 aviones, de ellos 477 cazas. Bélgica hasta su rendición tuvo 23.350 muertos y Holanda 9.779.

Los alemanes tuvieron 27.000 muertos y 111.000 heridos. Desde el inicio del avance alemán el 10 de mayo hasta el 22 de junio de 1940, la Luftwaffe destruyó tres fuerzas aéreas enemigas tras perder en total unos 1.420 aparatos y otros 480 dañados; aproximadamente el 33% de sus aviones. La Armée de l'Air francesa perdió casi todos sus aviones: en total unos 1.270 aparatos quedaron destruidos.

Así quedó la playa de Dunkerque, luego de
la fuga de los ingleses.
Tras derrotar a Francia y al ejército expedicionario inglés, Hitler hizo dos ofrecimientos de paz a Gran Bretaña, sin pedir nada a cambio. Churchill respondió despectivamente, herido en su orgullo.

Si los alemanes hubieran recibido la orden de aniquilar todo el ejército inglés en Dunkerque, seguramente hubiera sido una de las masacres más grandes de esta guerra, ante lo cual, Churchill habría sido obligado a renunciar y muchos miembros del gobierno británico hubiesen sido más receptivos a las ofertas de paz del Führer y la Segunda Guerra Mundial hubiera terminado pronto.

6 comentarios:

  1. No se hace cuanto tiempo publicaste tu comentario.Me he registrado y todo para poder responderte.Cuentas la historia de la II guerra y eso lo saben todos, es eso solo historia. La importancia de Dunkerke(me gusta ponerlo así)es muy complicada de entender.Imagina una nación , la que sea, con una población de 35 millones y un ejercito de por ejemplo 400.000.
    Surge una guerra en otro continente o con un estado vecino, y utilizas 300.000 de tu ejercito, con toda su estructura de mando , entendamos tenientes , sargentos primera, incluso coroneles.Imaginemos que salen derrotados pero vuelven, por ejemplo,200.000. Tu eres el jefe de estado y ordenas una reclutación inmediata de 300.000 soldados que se van a integrar en ese ejercito que vuelve derrotado, ascendiendo a tenientes y demás; puedo seguir combatiendo. Ahora imagina que de aquellos 300.000 no vuelve ninguno. ¿Podrías reorganizar un ejercito?, ¿Cómo reclutarias a la estructura de mando?Llamarias a la gente y le dirias !Hola estas reclutado,por cierto¿quiere ser usted teniente?
    Si en la bolsa de Dunkerke los alemanes hubieran aniquilado al ejercito inglés, bien haciéndolos prisioneros , bien matándolos, la guerra hubiera acabado para Inglaterra. No hubieran podido reorganizar su ejercito, por problemas de estructura de mando, al menos en 3 años.No quiero decir mas cosas.

    ResponderEliminar
  2. En el supuesto indicado al final del comentario, la guerra habría acabado para Inglaterra y lo mismo para Francia, al paso que sus gobiernos se habrían desmoronado. De revote, a Hitler le habría quedado el camino despejado para iniciar la invasión del frente oriental con mayor libertad, incluso, sorteando los contratiempos que al final dieron al traste con sus planes. Pareciera, después de todo, que el tal Hitler no era tan sanguinario pues, teniendo un completo ejercito a merced sin embargo le dejó ir.

    ResponderEliminar
  3. Los generales le habían informado a Hitler que el ejército aliado embolsado en las playas de Dunkerque estaba ya derrotado y que sólo era cosa de tiempo su destrucción total.Hitler le encomendó a la Luftwaffe que se encargara de su exterminio , en base a la mala experiencia que había tenido con la guerra de trincheras en la Primera Guerra, no quiso distraer recursos en una batalla ya ganada y ordenó asegurar la caída de los franceses desviando sus tropas y recursos bélicos para hacer caer París . El alto al avance alemán en Dunkerque no fué entonces una concesión graciosa de Hitler para salvar a los ingleses.

    ResponderEliminar
  4. AYER ME FUI A VER LA PELICULA, Y MUESTRA OTRA REALIDAD.

    ResponderEliminar